Autores/Tomi Ungerer

La pesadilla de los pedagogos

Tomi Ungerer III (1)

Nacido en Estrasburgo, Francia, Tomi Ungerer se trasladó a Nueva York en 1956, más tarde vivió como criador de cerdos en Nueva Escocia y finalmente se estableció enla costa oeste de Irlanda. Su llegada a Nueva York a los 25 años le propició un éxito inmediato: además de libros para niños, creó anuncios para The New York Times en los años 60 e ilustró para Esquire, Life y The Village Voice. Después de la publicación de sus dibujos eróticos, en libros para adultos como “Fornicon” y “Guardian Angels of Hell”, sus libros infantiles se agotaron.

P: Usted ha llamado sus libros «La pesadilla de los pedagogos.» ¿Por qué?

U. En mis libros infantiles, siempre encontrará un elemento de miedo. Creo que los niños están encantados con el miedo. Miedo que tienen que aprender cómo superar. Cuando yo era niño, tenía miedo a la oscuridad, por lo que mi hermano me llevó al cementerio en una noche iluminada por la luna. Con el tiempo salía por la noche con una sábana y trataba de asustar a la gente.

¿Por qué soy la pesadilla de los pedagogos? Creen que traumatizo a los niños. Piensan que los niños deben ser solo amados y protegidos. Pero si haces sólo eso, no están preparados para la vida.

P. ¿Usted también ha sido llamado el «enfant terrible» de la literatura infantil.

U. He sido un instigador. Quiero que los niños se burlen de los adultos. Como he dicho a menudo, los niños saben de donde vienen los niños, pero no saben de dónde vienen los adultos.

P.¿Hay un mensaje primordial en sus libros infantiles?

U. Sí, es posible. Todo ser humano tiene algo que los demás no tienen. Eso lo hace un individuo. Se debe ser consciente de sus diferencias y aprovecharlo. Por eso utilizo en mis libros a menudo animales que todo el mundo odia : una serpiente, un buitre, un murciélago. Todos ellos son redimidos por el hecho de que tienen cualidades que los demás no poseen. Al final se convierten en los héroes.

P. ¿Sus libros evitan palabras simples como árbol o un pájaro o una flor.

U. Estoy enamorado del lenguaje. Entre la edad de 3 y 7, los niños pueden aprender tres idiomas al año. Si usted no les está enseñándo otro idioma, siempre se puede desarrollar su vocabulario. Haz que pregunten: “¿Qué significa eso?”

P. ¿Cree que la literatura subestima a los niños?

U. Por supuesto. Los niños nacen críticos, no son estúpidos. Ellos saben lo que está pasando.

[…]

P. ¿Hay una línea de contacto entre la literatura infantil y los libros para adultos?

U. Esa es una muy buena pregunta. Cuando escribo un libro, lo hago sobre todo para mí mismo, para el niño en mí y para el adulto en mí. El criterio para mis libros infantiles es: «Si yo fuera un niño, ¿me gustaría?» Eso es muy egoísta, lo mismo pasa con mis libros para adultos. Yo no haría un libro si no quisiera participar en él y compartirlo.

Pamela Paul. NY Times, 28 de junio de 2011


Hombre Luna, Tomi Ungerer, Libros del Zorro Rojo, 2012.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s